No podemos esperar cambios a favor porque defender la zona de confort no es para emprendedores y es la peor garantía de que mañana todo estará muy bien.

Desde que me enamoré del desarrollo web y los emprendimientos, he creado cientos planes de marketing y todos ellos eran puro reto, tanto para nuestra agencia BigBangSocial como para el cliente que lo solicita. Al llevarlos a cabo, siempre hemos tenido que salirnos de nuestra zona de confort. ¿El resultado? Es el lanzamiento de nuevas Marcas con productos o servicios que mejoran el mundo.

Para los consumidores es fácil imaginar el proceso de crear un producto o servicio, es fácil probarlo, consumirlo y opinar sobre el. Pero para los creadores es todo un reto nada más empezar, porque lo primero que hacen es prepararse para salirse de sus zonas de confort si es que han tenido tiempo para eso, porque si es un demanda o oportunidad que se puede perder, simplemente tiene que actuar YA.

Un verdadero emprendedor sabe que tendrá que tomar nuevas decisiones, retos, estar dispuesto a dominar su EGO, cambiar creencias, aprender y desaprender rápidamente, lo sabe porque lo habrá leído en libros, revistas o escuchado de alguien. Estar consciente de ello ya le está empoderando, pero cuando pasa a la acción, la realidad es totalmente distinta.

Muchas de las cosas que pensaba que es fácil, se puede convertir en difícil, algo que iba a ser rápido se puede volver lento, algo que suponía que iba a ser económico también puede volverse costoso, su ánimo y salud pueden decepcionarle al vivir el cambio y así un montón de consecuencias que al sumarse, un día o cada dia, el verdadero emprendedor se detiene, mira afuera y en su interior y se pregunta: ¿Estoy haciéndolo bien o mal? ¿Sigo el primer camino o me desvie? ¿Estoy dando todo de mí o delego lo que debería hacer yo? ¿Puedo seguir así más o tengo que cambiar algo? Y así un montón de preguntas que al responderse, simplemente se está dando cuenta de cuanto se está saliendo de su zona de confort y cuánto está avanzando por su camino.

Lo mejor está siempre al final del día, porque emprender no es cosa de unos dias, es para siempre y un buen emprendedor, antes de dormirse siempre analizará todo lo sucedido, se prepara para el siguiente dia y sigue consciente de que algunas cosas pueden ser incómodas pero ve, siente y respira un nuevo aire, anda un nuevo camino al acercarse al final de sus pequeñas metas, las que crean la gran meta; Hacer algo que mejore el mundo, algo que lo hará inmortal.

Mi consejo de hoy es que:

Hagas lo que hagas, no olvides que la razón de todo es disfrutar tu y los que te rodean, que para algunos puede ser la familia, amigo o el mundo entero. Hazlo bien.

Si quieres compartir alguna experiencia, opinión de tu emprendimiento, encantado la conoceré.

La entrada La zona de confort no es para emprendedores aparece primero en Ion Iacob.

via Ion Iacob http://ift.tt/1RD0ngH